El cinismo o el arma de los independentistas para ocultar su propia cobardía.

En los últimos días se ha observado un incremento del ya tradicional cinismo de los independentistas catalanes. Las acciones judiciales emprendidas (como el recurso de amparo presentado por Oriol Junqueras), las entrevistas o columnas (clandestinas) de los encarcelados en los voceros oficiales del independentismo, las manifestaciones (cada vez menos concurridas) o algún periodista irredento, nos quieren convencer de que algunos siguen en la cárcel por sus ideas.