Un “Black Mirror” para Puigdemont, por favor.

Los seriófilos probablemente conozcan la serie “Black Mirror” que puede ser vista en Netflix. La serie tiene ya tres temporadas, basadas en episodios autoconclusivos, todos ellos, con un eje temático común: la incidencia de la tecnología en nuestras vidas. Como regla general, los capítulos son entretenidos, pero si algo predomina en cada uno de ellos es una visión pesimista en torno al modo en que el ser humano será capaz de utilizar la tecnología en el futuro. La serie tiene un punto catastrofista que no me gusta especialmente, pero que nos pone ante el espejo y nos anticipa errores que podemos evitar en un futuro próximo. La moraleja general sería algo así: cuidado con los excesos en el uso de las tecnologías, no perdamos la humanidad.

Asistiendo atónito a las últimas novedades del proceso en Cataluña, pensé que no sería mala idea que Netflix se planteara rodar un episodio para la serie con Puigdemont como protagonista. La historia reúne todos los elementos para formar parte de la serie y, además, como sus capítulos, también está teniendo un final dramático.

El folletín del procès cumple con los requisitos de la serie, pues las revoluciones 2.0 se hacen ante los medios de comunicación y desde las redes sociales. En el siglo XXI, quienes ahora parecen querer exculparse de delitos tan graves como la sedición o la rebelión, no deben recordar que las televisiones y las radios retransmitieron día a día sus proclamas, sus amenazas, sus movilizaciones y, no lo olvidemos, sus mentiras. Todos asistíamos atónitos a lo que veíamos y escuchábamos. Del mismo modo, muchos siguieron el devenir del proceso en redes sociales con los mismos contenidos, probablemente, más violentos y amenazantes, y más manipuladores y mentirosos si cabe. Todo está ahí, sólo hace falta buscar en internet.

Por otro lado, la posterior investigación judicial ha puesto de manifiesto que, durante la fatídica fecha del 1-0, los Mossos, las asociaciones independentistas y el propio Govern se comunicaban mediante medios de comunicación seguros, encriptados y cuantas otras cosas que uno no llega a entender bien, pero que demuestran que el complot existía y que estaba bien organizado.

En las últimas fechas, para más gloria del surrealismo, hemos asistido al intento infructuoso de investir a un President por vía telemática. Que un Presidente del Gobierno diera una memorable rueda de prensa por plasma fue criticado como algo intolerable, pero que un President hiciera lo propio para gobernar toda una Comunidad Autónoma, parecía ser algo normal, propio del siglo XXI.

Ayer conocimos los últimos acontecimientos de nuestro capítulo de “Black Mirror”: al mismo tiempo que el fugado Puigdemont emitía por las redes sociales un discurso para censurar el aplazamiento de su investidura telemática, unos mensajes por un sistema seguro de comunicación tipo WhatsApp (Signal) recogían una confesión tan incoherente con lo que estaban asistiendo miles de personas en redes sociales, como ridícula por reconocer algo que muchos ya sabíamos desde que el art. 155 fue aplicado: esto se ha acabado (¡por fin!).

Nuestro capítulo de “Black Mirror” también tiene un final dramático con una moraleja en la línea de la serie: las revoluciones no se ganan con tweets, la independencia no se logra por ser retransmitida, el exilio no tiene nada que ver con que sea difundida una fuga por internet,  la investidura es un acto de tal dignidad y relevancia que no puede ser realizado a través de un plasma, el gobierno no se puede hacer por Skype. Todas estas cosas son tan graves, importantes y trascendentes, que sólo pueden abordarse desde la cordura y la coherencia que otorga la propia humanidad. Las modernas técnicas podrán ser más eficaces para transmitir el mensaje, pero su abuso nos retrata y nos vapulea en nuestra misma dignidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s